Esguinces

¿En qué consisten?

Son lesiones músculo-esqueléticas que puedan afectar a cualquiera de las articulaciones y que generalmente se producen como consecuencia de torceduras por inversión (torceduras hacia dentro) o por eversión (torceduras hacia fuera). Suelen cursar con dolor, tumefacciones y espasmos musculares y producir desde un estiramiento con pequeñas roturas fibrilares hasta rotura de ligamentos y brecha capsular que exija tratamiento ortopédico o quirúrgico. Los más frecuentes, tanto entre los deportistas como entre el resto de personas, suelen ser los esguinces de tobillo.

¿Cómo tratarlos?

Dependiendo del grado del esguince (grado 1, grado 2 o grado 3), se requerirá un tiempo u otro de inmovilización durante el cual no será recomendable la manipulación. Una vez superado dicho período de inmovilización, en Massalud le proporcionaremos el tratamiento necesario para permitir la recuperación más rápida posible. Antes de esto, desde nuestro centro recomendamos que cuando se produzca un esguince, lo primero que se debe hacer es ir al médico, que le diagnosticará y le dará las primeras pautas a seguir (en general colocar un vendaje de contención flexible y aplicar una bolsa de hielo sobre la zona lastimada en periodos no superiores a 20 minutos y durante las 3-6 primeras horas). Por supuesto, se debe evitar el apoyo o la presión corporal sobre la articulación dañada. Una prueba radiológica servirá para determinar el tratamiento y el tipo de inmovilización más adecuados.


Después de dos o tres días aplicaríamos el masaje para la movilización pasiva e indolora de la musculatura periarticular, acompañándolo de ultrasonidos. La manipulación más intensiva y profunda de la articulación la llevaremos a cabo siempre que el dolor haya remitido.

Otras recomendaciones

Por otro lado, nuestros especialistas recomiendan tratar los esguinces con fisioterapia, ya que un esguince que se haya inmovilizado, pero no se haya tratado, puede producir secuelas y crear una inestabilidad y debilidad de la articulación afectada, con la consiguiente fragilidad ante nuevas torceduras. Por ello, además de rehabilitar la articulación dañada, en Massalud aconsejamos la realización de ejercicios para el fortalecimiento de la musculatura tras la curación del esguince.